Soneto a San José

san-jose

 No te tengo delante, pero sé

que siempre Tú estarás junto a María.

Si a Ella en un icono, la veía,

bien me pide que honor también te dé.

Abrahán y David, te dieron Fe.

Y la esperanza que languidecía

en Israel, en Ti se inflamaría

porque eres Justo y bueno, San José.

¡Oh, varón de dolores y de gozo!

hacia el cielo cavaste un largo pozo

y por allí, nos vino el Agua Viva.

¡Recio Patriarca, tan enternecido!

en tus brazos tuviste al Dios nacido.

Te fuiste a prepararle la otra riva.

               Alfredo Rubio (viernes 3 diciembre 1993)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Murtra Santa María del Silencio

Santa María del Silencio en Instagram

Santa María del Silencio en Instagram

Suscríbirse a nuestro boletín