Testimonio

Santa María del Silencio nos ha llenado de silencio estos días, de ese Silencio-Presencia que hace engendrar a Jesús en cada uno de los que hemos venido a hacer este retiro.

Para sorpresa y maravilla mía, lugar llamado también Murtra, ya que vengo del mismo lugar de la Casa Madre, allà en Barcelona-Badalona.

Aquí, en medio del desierto, a 2.500 metros de altura, rodeado de volcanes de 6.000 metros, me encuentro en casa por esa complicidad de nombres y de ambientes. Porque no solo en el nombre está la conexión con lo más hondo de mi alma, sino lo que aquí se ofrece, este Silencio regenerador y engendrador que conecta con la Fuente.

Gracias … custodiadores de este lugar, porque de lugares como éste necessita más que nunca nuestra humanidad doliente…

J.M. (sept. 2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Murtra Santa María del Silencio

Suscríbirse a nuestro boletín