Murtrear

Abelismo

Abelismo

Hemos de vivir un cierto «Abelismo», de Abel. Abel es un símbolo del hombre ecológico: natural, agricultor, … Por el contrario, Caín es el industrial, el que fuerza la naturaleza, no la respeta, persigue a su hermano y todo lo suyo… Es importante este «Abelismo» en momentos en que la humanidad, por el modo en que se ha desarrollado la industria y la técnica, sus criterios, ideologías y soberbia, están a punto de hacer fenecer a la propia humanidad. Nunca como ahora ha habido...

Escrito por Murtra Santa María del Silencio No hay comentarios »
Leer más

A nivel del campo, la hierba y su raíz

A nivel del campo, la hierba y su raíz

Muchas religiones hablan de la humildad como un camino a la perfección. Esto parece, de pronto, un contrasentido. ¿Lo ínfimo dará la plenitud? Pero, aun reflexionando sólo con nuestra razón, acompañada de nuestro bien querer, llegamos a percibir que no está tan desviada esta manera de ver y de sentir, por mucho que creyéramos que nuestra perfección consistiría preferentemente en la grandeza según el modo de apreciar de las gentes. Y, cuánto más grande fuera nuestra grandeza,...

Escrito por Murtra Santa María del Silencio No hay comentarios »
Leer más

Francisca Güell y la postmodernidad

Doña Francisca Güell y López nació en el pueblo de Versalles, Francia, y creció en el palacio de los Güell en la calle Portaferrisa, junto a las Ramblas de Barcelona. Fue clarividente testigo del último siglo de la Modernidad. Profundamente culta. Y delicada artista en su vivir y quehacer. Con sus cuadros expresa lo que quizá hubiera necesitado muchos libros para describir. Ella presentía la debacle del imperio de la Razón -las últimas zancadas del Despotismo ilustrado- que pisoteaba...

Escrito por Murtra Santa María del Silencio No hay comentarios »
Leer más

Amaneceres y atardeceres

Los mediodías son todos muy iguales; el día es para trabajar. Las noches son muy parecidas todas; son para dormir. Los amaneceres y los atardeceres son bien diferentes de un día para otro; no hay dos amaneceres iguales ni tampoco dos atardeceres; es que son para ser contemplados. La gente conocerían más a Dios si contemplaran amaneceres y atardeceres que son signos de Dios, vivo, variante, que no quiere la rutina, que sorprende. Una civilización que no permite ver los amaneceres y...

Escrito por Murtra Santa María del Silencio No hay comentarios »
Leer más

Murtra Santa María del Silencio

Santa María del Silencio en Instagram

Santa María del Silencio en Instagram

Suscríbirse a nuestro boletín

UA-44757998-1