Soneto de soledad y silencio

IMG_9568Entra en tu cuarto. Cierra con la llave,
y pon el pasador y hasta un candado.
Así el mundo quedará muy bien cerrado
y tú serás tan libre como un ave.

Cual dentro de murallas él se sabe
y querrá protestarte muy airado.
¡No hagas caso, ni tengas más cuidado!
En tu libre albedrío él no cabe.

¡Oh, espacio de silencio y soledad!
No tiene límites, y sin fronteras
conecta con el cielo en derredor.

Ahí, el aire es pura caridad.
Las paredes se han hecho volanderas
y eres, solo, de Dios, llama de amor.

Alfredo Rubio de Castarlenas,
11 de agosto 1991

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Murtra Santa María del Silencio

Suscríbete a nuestro Boletín


Para asegurar la entrega de nuestro newsletter en tu bandeja de entrada, agrega murtrasms@gmail.com a tu lista de contactos.