Testimonio de C.M. abril 2011

“… Llegué con mi copa contaminada, cargada y opaca. Me retiro con ella repleta de Amor, pura y cristalina, brillante de Luz. Me he nutrido, he calmado mis aguas, he vivenciado el Amor, la Caridad, el respeto, la entrega, la humildad, la transparencia, el servicio,… Agradezco a la Divinidad se manifieste en espacios como la Murtra Santa María del Silencio. En ella nada es casual, todo tiene un bello sentido, nada falta, nada sobra…” (C.M. abril 2011)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Murtra Santa María del Silencio

Suscríbete a nuestro Boletín


Para asegurar la entrega de nuestro newsletter en tu bandeja de entrada, agrega murtrasms@gmail.com a tu lista de contactos.